Salva tu vida conociendo tu lunar

El cáncer de piel es una enfermedad de la que muchos hemos oído hablar y pese a que Estados Unidos es uno de los países más afectados con este padecimiento, todos deberíamos prestarle especial atención.

Según la Biblioteca Nacional de Medicina de EEUU,este tipo de cáncer se presenta principalmente en quienes han sufrido quemaduras de sol, además, si en tu familia hay antecedentes de cáncer de piel o lunares malignos también es importante consultar al médico, no porque los lunares malignos sean hereditarios, sino porque usted comparte con sus familiares el mismo tipo de piel que lo hace más susceptible a padecer este tipo de enfermedades.

La pregunta que todos nos hacemos. ¿Cómo saber si mi lunar es maligno? Aquí te dejamos 7 señales para saber.

1. Si el lunar tiene bordes irregulares; es decir, si los bordes no están bien definidos y usted no puede definir con exactitud dónde empieza y dónde termina la lesión.

2. La mayoría de los lunares benignos son redondos. Cuando no es así, es decir, cuando las dos mitades del lunar no son iguales debemos alertarnos y vigilarlo con atención. Esto es lo que los dermatólogos denominan asimetría.

3. Si el lunar presenta más de un color. Por ejemplo, que un mismo lunar tenga tono café, negro y rojo, esto también debe ser tenido en cuenta como signo de alarma y debe conducirnos a estudiar con más rigor la lesión que tenemos.

4. Cuando un lunar mide más de 1 centímetro de diámetro o ha crecido desde la revisión anterior, también debemos alertarnos.

5. Cuando el lunar se inflama, pica, duele, sangra o tiene una úlcera (lesión abierta encima de la superficie del lunar) debemos sospechar de su potencial maligno.

6. Si el lunar aparece de forma brusca y se pone de color negro.

7.  Si tiene muchos lunares quizá sea más difícil para usted estar atento a cualquier cambio que ellos puedan presentar y en tal caso es de utilidad la consulta periódica con un dermatólogo.

Otros Artículos Relacionados: