Mi experiencia con la rinoplastia

Una de nuestras pacientes de New Life, decidió anotar en su diario todo lo que vivió en el transcurso de arreglarse la nariz vía una rinoplastia. “Decidí contar esta historia para que imaginen todo lo que conlleva una rinoplastia paso a paso.”

Días antes.

Todo lo recuero como si fuera ayer, días previos a realizarme este procedimiento tenía los nervios de punta, mis preocupaciones eran muchísimas y con justa razón ya que nunca antes había estado bajo una anestesia general.

Día de la operación.

Llegó el día esperado y entraba a quirófano a las 8:30 am, las manos me sudaban, no había comido ni bebido agua por 8 horas antes de la cirugía y desde la canalización del suero comienza el tormento, ¿tormento? Así es, el temor de que va a pasar si es que se pasan de la anestesia, el cirujano plástico me aseguraba que las posibilidades de morir eran muy pocas, escuché la palabra morir y me preocupe aún más, tanto que estuve a punto de arrepentirme. Pero saben, eran más mis ganas de saber que mi nariz se vería bonita y que todos esos recuerdos del bullying que sufrí quedarían atrás.

Al salir de la operación

¡Por fin salí de la operación! Y los efectos de la anestesia se fueron terminando, tuve vomito todo el día hasta la media noche, tenía la boca seca , dolor de cabeza y comenzaba a faltarme el aire hasta sentir que me ahogaba. Pero lo único en que podía pensar era valió la pena ya no sufrirás las burlas por tu nariz.

Recuperación

Para poder recuperarme tuve que incapacitarme, ya que estaba sumamente inflamada, con moretones y lo peor seguía aún muy adolorida. Estaba desesperada por verme desinflamada y ver la nariz tan bonita como la había soñado.

Al paso del tiempo por fin se desinflamo mi nariz y saben, no era lo que yo deseaba en mi nariz ya que se veía caída y quede con la frustración de todo lo que había pasado y mis resultados no fueron los que yo esperaba.

3 meses después regresé con el Doctor para comentarle lo que había pasado en mi cambio y me comentó vas a necesitar un retoque, yo pensé otra vez pasar por todo lo que viví.

La transformación

Me sentía muy mal ya que no había tenido el resultado esperado, una de mis amigas se había hecho una corrección de nariz sin cirugía, cuando me contó no le creí puesto que se me hizo imposible que pudieran arreglar la nariz sin cirugía. Mi amiga fue convenciéndome hasta que acepte, solicite informes hasta quedar convencida, realicé una cita de valoración donde me explicaron todos los beneficios y decidí hacerme el procedimiento, pensando ya no puede ser peor. El procedimiento fue rápido, sin dolor, además, de que no tuve que pasar por un quirófano y sobre todo el costo es más accesible al de una cirugía. El resultado es increíble y permanente. Yo les recomiendo que se animen a transformar su vida en New Life, es una clínica 100% segura, yo me realicé el procedimiento hace 15 años y mi nariz sigue tan bonita como el día del procedimiento, sin necesidad de ningún retoque. ¿Qué esperan para transformar su vida en New Life?

Otros Artículos Relacionados: